Menú Cerrar

Cuando todo mejoraba…. Llego el Santander

Parecía que el se hacía fuerte, recuperando los 10000 y dando esperanzas a los alcistas, cuando al no se le ocurre otra cosa que hacer una gran ampliación de capital institucional un 10% por debajo del precio de cierre. Y estallo el terremoto, de golpe bajan las acciones del un 10% arrastrando al y a otros valores del sector bancario, y todo acaba mal, muy mal. Casi un 4% de caída, con un 14% abajo.

 
No contentos con esto, el rebaja su dividendo anual de 60 céntimos a 20 de un plumazo. Total, un absoluto desastre para los inversores fieles al , que se sienten muy maltratados, con toda la razón del mundo.
Con este panorama, y con el dando bandazos, pero sin superar sus máximos, la opción bajista parece la más cerca de producirse.
En cuanto a valores, pues el protagonista es , que es la impresión de haber hecho un movimiento desesperado, seguramente por su cabezoneria de seguir manteniendo un dividendo insostenible tras los descensos de resultados de los últimos años.
Del resto, mucha precaución, sigue siendo momento de ver los toros desde la barrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *